Desde hace unos años ya, el ratán ha conquistado los corazónes de cada cliente’ cliente. Antes utilizado como mueble de jardín, el ratán ahora se instala en su interior y tal vez, hasta su cocina. Sofás, espejos, sillas colgantes, el ratán está dominando en todas partes y da un nuevo toque de naturaleza y de elegancia.

Históricamente, el ratán se inscribió en ideas de muebles desde mucho tiempo. remitiendo más o menos hasta el Antiguo Egipto. Siempre presente, el éxito del ratán remite a pocos años antes (60 y 90) ahora el ratán vive una segunda juventud. Antes vinculado con un estilo bastante clasico, el ratán ha borrado las opiniones del pasado para hacer una vuelta en los corazones de los diseñadores..

Del vintage hasta las tendencias, soló hay un paso. El material nunca habia conocido un tal éxito desde los años 60. El ratán tomará un asiento premium en su vivienda. Como sofa o sea una banqueta para el cuarto de su niño, las opciones son varias.

Este material hace parte de la cultura del mobiliario moderno, con un diseño caloroso, acogedor y cómodo. Material robusto y fiable, se distinguó de su primo el más cercano, el bambú.

Faciles de personalizar, en términos de forma, color, el ratán tiene cada respuesta a su exigencia. Mobiliaro "vintage" como una mecedora, o algo más "design" todo está posible, aun por los presupuestos los más modestos.

El rattan permite varias cosas y contesta a un nombre de exigencias ilimitadas : colores, formas, tamaños. los limites , en cuanto al diseño de su muebles son mínimas.